NatiTrevista #3: Xudit Casas

¡Hola, hola! En el marco de mi Estudio de Caso sobre las mujeres en la industria audiovisual(cine, tv, etc.) hice una serie de entrevistas que les quería compartir.
Después voy a subir el EC completo para que puedan acceder libremente a toda esta información tan poco conocida sobre las que hacen posible este mundillo.

ENTREVISTA A XUDIT CASAS

1.                  Desde tu experiencia, ¿qué implica ser mujer en el mundo audiovisual?

Supongo que la misma que en los otros sectores profesionales. Es decir, existe el denominado techo de cristal, por el que las mujeres no ascienden laboralmente por una cuestión meramente de género. Si además tenemos en cuenta la parte creativa de este trabajo, también hay que sumarle los egos de algunos compañeros.

2.                  Para presentar tus producciones, ¿tenés menos espacios para presentarlas? ¿Por qué crees que esto sucede?

Agnes Varda filmando
Entiendo que me preguntas por la visibilidad. No tenemos las mismas oportunidades generalmente, ya sean en festivales, salas de cine o plataformas televisivas. Esto ocurre porque no se ha valorado nunca a las mujeres, no tenemos categoría de personas. Si el control y poder económico en esta profesión es masculino y no valoran a las mujeres, menos van a valorar su obra. Y no es que yo lo crea, es que lo dice la historia y lo confirman los datos, además de la experiencia personal  -consciente o inconsciente- de la mitad de la población.

3.                  ¿En algún medio de comunicación o en alguna entrevista te hicieron preguntas machistas que nunca le harían a un varón que pongan en duda tu profesionalidad o tus capacidades? ¿Conoces de algún caso?

Lo que me suele ocurrir es que, si tengo la suerte de que alguien quiera entrevistarme, últimamente se me pregunta por el handicap de ser mujer. Es necesario y es positivo que esto ocurra porque es el primer paso hacia la visibilización. Yo misma realizo entrevistas feministas en mi blog. Sin embargo, mientras se nos pregunta sobre este tema, no contestamos sobre nuestra obra y sigue siendo invisibilizada. Los directores y los periodistas se ríen y se lo pasan genial en sus entrevistas hablando de las anécdotas de los rodajes, de lo interesante de la obra y del trasfondo de la misma. Nosotras tenemos que reafirmaros, justificar y perder un tiempo que apenas tenemos y que podíamos dedicar a otras cosas, además de hacer y responder entrevistas que no son tan divertidas. Ahora mismo, tú y yo podríamos estar creando algo juntas, pero estamos ocupadas con cosas de “mujeres” o, como frivolizaría alguno para desacreditarnos, cositas de “feminazis”.

4.                  ¿Alguna vez te han entrevistado o contratado para dirigir y te empezaron a denigrar piéndote que te expongas o hagas algo que nada tendría que ver con el trabajo?

Tengo casos donde hombres heterosexuales me han buscado para trabajar. Ellos a mí, repito. Cuando les expongo o debato alguna cuestión a mejorar, obviamente de algo de lo que tengo más experiencia que ellos, se lo toman como un ataque y las cosas se vuelven incómodas. Incluso hombres que, de primeras, valoran que tenga personalidad. Es muy frustrante. También casos donde se me considera la acompañante del cliente y no una profesional más. O, incluso, comentarios sobre mi físico con otros profesionales delante de mi presencia. He tenido compañeros mediocres o sin experiencia que salvan su trabajo gracias a mujeres como yo, que hacemos esfuerzos titánicos debido a nuestro nivel de compromiso, experiencia y responsabilidad. Tengo que hacer mención especial a los más graciosetes, que de primeras te vacilan y después descubren tu trayectoria o ven que la gente te respeta y se quedan con “cara de parvos”. Curioso es, cuando te presentan a posibles contactos masculinos, que cuando inicias una conversación solo hablan de ellos, nunca te preguntan por algo relacionado con tu trabajo, ni vida, a veces ni el nombre. Si lleva a “su mujer” pegada, raro es que nadie sepa ni se interese por ella. Te cuento un secreto: muchas veces ellas pueden ser mucho más interesantes que sus respectivos, sobre todo, gracias al factor sorpresa del desconocimiento total estas personas.

5.                  En los festivales de cine, los jurados suelen estar compuestos por mayoría de hombres, ¿por qué se da esto? ¿Notas que están empezando a tener más paridad de géneros?

Porque vivimos en una sociedad patriarcal, machista para quien no lo entienda. Por lo que comenté antes sobre cómo se valora a las mujeres. La mayoría de festivales de cine no son burbujas aisladas de la sociedad, influyen muchos factores para que esto ocurra, entre ellos el amiguismo y el círculo de contactos. Además, en el mundo cultural, con sus egos y demás... si a muchos de ellos un hombre “normal” les parece inútil y borrego, imagínate cómo han visto hasta ahora a las mujeres. Estos “culturetas” ya aburren bastante, yo tengo el cupo cubierto. Los hombres sabios están ocupados en intentar sacarse el machismo de dentro y saben perfectamente que también son víctimas. Estos hombres son los que merecen la pena, porque empiezan a respetarnos como personas. Los “culturetas” son los que nos están diciendo cómo se hacen las cosas porque nosotras no sabemos. ¡Las mujeres somos de lo peor! (Risas)

6.                  En el caso de los Oscars el jurado está compuesto por muchos hombres cis blancos muy mayores de edad, ¿qué impacto tiene esto sobre la distribución y popularización de determinados filmes?

He de decir que no sigo los Oscars, pero el impacto cultural de esta industria en muchas sociedades es indiscutible. Hollywood es la meca del cine comercial occidental, perpetua productos e ideas que favorecen al poder económico y político. Es una herramienta del imperialismo cultural con todo lo que ello conlleva. Un ejemplo muy tonto de la influencia cultural de Hollywood: yo de pequeña disfrutaba de comer pipas de girasol mientras veía una película, ¡ahora pondría mi vida en peligro porque lo que está normalizado, desde la Gran Depresión americana, es el ruido de las palomitas! Además, si la jerarquía social está encabezada por los hombres cis blancos, entonces es muy normal que el jurado (y los premiados) de este certamen sea un reflejo de la misma. Por cierto, ¿cuántas mujeres directoras dicen que han ganado un Oscar en estos 90 años de historia?

7.                  ¿Consideras que las producciones de mujeres son relegadas a un segundo plano en estos casos?

A un segundo plano no, en ese espacio estarán los hombres homosexuales. Con los negros quizás nos disputemos el tercer plano, a no ser que sea una mujer negra, lesbiana y/o con diversidad funcional. Dejando la ironía de lado, el cine es muy caro y lo de la democratización de la imagen gracias a la tecnología no es tan democrático en la práctica de la industria. Es arriesgado invertir en una película y no se confía en las capacidades y experiencia de las mujeres. Es muy difícil que una mujer tenga un presupuesto similar a los hombres, lo que incide también en elegir ciertos géneros que necesitan, por lo general, más dinero que otros, como la fantasía, la ciencia ficción o la acción. Se asocia que el cine de mujeres es para mujeres, por lo tanto se presupone que no tiene valor cultural.

8.                  A la hora de establecerte laboralmente, ¿crees que las mujeres tenemos más trabas que nuestros compañeros hombres en esta industria?

Sí, muchísimas más. Desde la dirección cinematográfica, donde los propios hombres tienen muchas trabas, sobre todo, si no son de un determinado entorno elitista, hay que sumar todas los obstáculos que tenemos las mujeres por el mero hecho nacer con vagina. Absurdo pero real.

9.                  ¿Alguna vez alguien del staff de la producción de tu película menospreció tu opinión o tu decisión por tu género?

Yo la primera. Las mujeres nos infravaloramos ya desde niñas porque nos educan así. Sería lo más normal del mundo que las personas que trabajan conmigo pensasen así en alguna ocasión. Yo he aprendido a valorarme e intentar ser honesta en cuanto a mis conocimientos y límites. Es verdad que en mis (nuestros) rodajes ha habido mujeres a la cabeza de departamentos asociados a hombres desde el inicio sin haberlo buscado conscientemente, surgió así. Quizás eso haya hecho que no me viera en ciertas situaciones incómodas.

10.              ¿Qué cambios podés ver en el cine y en los medios con la llegada de la nueva ola feminista?
Las mujeres hemos llegado a un punto de inflexión, gracias a la posibilidad de comunicarnos y apoyarnos a través de distintas redes. Los cambios ya empiezan a ser visibles aunque falte mucho, pero el hecho de que muchas mujeres demandemos más presencia públicamente (y derechos), hace que el capitalismo se interese por el feminismo y que saque provecho de él. En España, la demanda ha hecho que las noticias relacionadas con las mujeres y el feminismo sean actualidad, por lo tanto, también le interesa a la publicidad para vender más y así sigue la rueda girando.


¡Muchísimas gracias! GRACIÑAS A TI
Biografía breve
Xudit Casas (Celanova, 1983). Directora de cine, videoartista y periodista gallega afincada en Madrid. Con una prolífica obra audiovisual en diversos géneros, también hace incursiones en otras disciplinas artísticas. Experta en comunicación y especializada en marketing audiovisual corporativo.
Actualmente, está trabajando en su próxima obra, Amar en Libertad, un documental sobre el poliamor y relaciones no monógamas.
Para máis información visite:
WEB: www.xuditcasas.es
BLOG: www.ladirectoradecine.com

4 comentarios:

  1. Hola Nati, muy interesante la entrevista, como era de esperarse, las mujeres también están invisibilizadas en el mundo del cine, tal como dijo la entrevistada, ocurre en otros sectores, por serte con la nueva ola de feminismo una alberga esperanzas de que la cosa cambie. Ayer estaba mirando un video de una chica que decía, el feminismo hizo mucho por las mujeres, pero todavía quedan cosas por hacer.
    Destaco la respuesta a las tercera pregunta, donde ella comenta que se le pregunta mucho por ser mujer, pero poco por su obra, me llamó la atención, porque yo también le haría ese tipo de preguntas. Son esas cosas que se escapan y recién te das cuenta cuando alguien lo menciona. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si! La verdad... Fue tremendo leer eso y darme cuenta que casi todo lo que estaba haciendo en la investigación no iba a servir tanto como yo quería, jaja. Pero ya habilitaremos otros espacios para eso. Saberlo y difundirlo es ya un gran, gran paso.
      Voy a apelar a todo el cine hecho por mujeres argentinas cercanas-actuales para intentar poder hacerles algunas entrevistas del estilo.
      Sin ir más lejos, lo que le pasó a Bertuccelli lo demuestra y lo expuso. Dice que le preguntaron más por irse de una obra hace unos años que por toda su gran trayectoria en el cine como directora y productora...
      Nos leemos!

      Eliminar
  2. Hola Nati. No voy a mentir, la verdad es que me cuesta comentar esta entrada; algunas de las respuestas no me gustaron del todo. Hay cosas que las entiendo y que me pueden molestar como mujer que soy, pero otras tantas no me terminan de cerrar quizá porque yo jamás pasé por algo así.

    Yo he trabajado con hombres y con mujeres por igual y JAMÁS me han tratado diferente, me han pedido algo distinto ni me han pagado menos. Todos los hombres que he cruzado en mi vida han sido mis iguales y por eso a veces me cuesta mucho empatizar con estas cosas.


    No digo que no pasen. Sé que suceden, sé que hay discriminación y que hay que terminar con ella. Pero como no la he vivido, algunas cosas me sorprenden y no me cierran.

    No me quiero poner a discutir mucho sobre el tema porque sé que tengo una opinión que no a todos les agrada.

    A mí me gusta pensar en la igualdad, no solo entre hombres y mujeres sino con personas que tienen discapacidades u otras orientaciones sexuales. Creo que la lucha debe ser igual para todos y por momentos siento que el feminismo se pasa de la raya.

    Apoyo la igualdad. Me alegra que la sociedad poco a poco se llene de igualdad social para todos. Pero en toda lucha hay extremos que no me gustan.

    A veces por cuestión de reivindicación a la mujer se cometen errores. Se le brindan puestos a personas que no están capacitadas para ellos solo porque son una minoría o porque están en lucha.

    Pasa acá en el trabajo de mi marido. Están obligados a contratar a mujeres, homosexuales y latinos en cierto porcentaje mínimo para no discriminar y quedar bien socialmente. Y por cubrir ese porcentaje a veces contratan a personas que son contraproducentes para el trabajo que les toca. Que no tienen ni idea de lo que hacen y tampoco mejoran con los meses.

    Si alguien es bueno en lo que hace merece su lugar y reconocimiento. No importa que sea hombre mujer o lo que fuese. Si una mujer es buena directora de cine, merece la misma oportunidad y respeto que un hombre, obvio. Ahora, si una mujer es reconocida como directora de cine SOLO por el hecho de ser mujer (sin tener en cuenta la calidad de su trabajo), no me agrada.

    Por eso no me agrada mucho hablar de estos temas. Creo que todos tenemos experiencias y visiones distintas. Concordamos en que hay desigualdad y que hay que erradicar la discriminación. Ahora bien, lo que ello significa o cómo lograrlo es distinto según la visión de cada uno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Nathalia! Bueno, el feminismo busca la independencia y liberación de la mujer en esta sociedad que la trata desigualmente, cuando nos liberemos vamos a "encontrar" esa igualdad de la que hablas. El feminismo es incluyente por eso los miembros de la comunidad LGBT+ (transexuales, transgénero, travestis, queers, lesbianas, gays, inter, pan...) están incluidxs y luchan a la par.
      A mí me parece muy bien que las empresas estén obligadas a contratar a cierto porcentaje de mujeres, latinos y Trans ya que las posibilidades sin la existencia de los cupos son nimias y los trabajos que le son relegados son/están precarizados y no los dejan avanzar tanto económicamente como de realización personal. Por ej. una transexual promedio en Argentina está relegada a una esperanza de vida de 35 años y su casi única salida laboral es la prostitución; tal vez ella quiere ser periodista, editora, economista, no sé... pero por su identidad de género no la contratarían y ella se relegaría a su única posibilidad. Para esto que decís de que todxs nos tenemos que ganar nuestros puestos de trabajo y nuestras cosas, primero necesitamos tener la posibilidad de acceder a las cosas básicas y tener una justicia social que nos de la todavía inexistente igualdad de oportunidades.
      Para mí hay que hablar largo y tendido de estos temas, porque si incomodan, hacen ruido o alguien los está sufriendo es por algo y podemos trabajar en la solución todxs juntxs.
      Bueno, vamos a dejar esto por acá. Voy a preparar una entrada para tocar más en profundidad estos temas.
      Nos leemos!
      Nati

      Eliminar

LEA

Todo el contenido de este blog pertenece a Natalia Bocija©. Todos los derechos reservados. Con tecnología de Blogger.

Estoy en...

Estoy en...

Reto de Lectura

2018 Reading Challenge

2018 Reading Challenge
Naty has read 0 books toward her goal of 32 books.
hide

Tiempo en la blogosfera

Daisypath Vacation tickers