Crónicas marcianas, Ray Bradbury

¡Hola, chicxs! Vuelvo recargada con Bradbury. Esta es probablemente la última reseña que se publica este año(si es así: ¡muy buen año!) pero les debo redactar algunas de libros que también leí y muchas ganas no tuve, en su momento, de escribir una reseña. Este es el caso de: la Antígona de Sofocles, la  de Marechal y La Cautiva por parte de literatura ficcional. Estuve leyendo algunos ensayos también(que voy a animarme y les voy a hacer una reseña de eso o una opinión general, no sé bien todavía) como No al ALCA de FETIA y CTA y La cámara lúcida de Barthes, que me falta un poquito para terminar. De igual forma debo decir que me lo voy a tomar con calma ya que mi profe de inglés me regaló un libro de feminismos que hace banda estoy buscando y no conseguía. Así que ¡a su tiempo estarán por acá!
Como sea, empecemos con Ray,  ahora sí.


SINOPSIS
Esta colección de relatos recoge la crónica de la colonización de Marte por parte de una humanidad que huye de un mundo al borde de la destrucción. Los colonos llevan consigo sus deseos más íntimos y el sueño de reproducir en el Planeta Rojo una civilización de perritos calientes, cómodos sofás y limonada en el porche al atardecer. Pero su equipaje incluye también los miedos ancestrales, que se traducen en odio a lo diferente, y las enfermedades que diezmarán a los marcianos. Conforme a su concepción de lo que debe ser la ciencia ficción, Bradbury se traslada al futuro para iluminar el presente y explorar la naturaleza humana. Escritas en la década de los cuarenta, estas deslumbrantes e intensas historias constituyen un canto contra el racismo, la guerra y la censura, destilando nostalgia e idealismo. 

OPINIÓN PERSONAL
  Todas nuestras religiones hablan de lo mismo: estamos conectados con lxs otrxs, lo dicen con distintas palabras pero en esencia es eso. Me parece que esta novela es una ejemplificación de que cualquier cosa que le hacemos a lxs otrxs nos la estamos haciendo a nosotrxs mismxs. Ray no nos cuenta una historia lineal, de trama, sino de personajes, con bastante poca interrelación. La historia que nos cuenta está en todas pero nosotrxs tenemos que hilarlas y seguir transitando la historia con distintos acompañantes, muy distintos entre sí.

 El libro fue escrito en 1950, una época donde el racismo estaba muy marcado en Estados Unidos, imagínense que ahora también está ultra arraigado y eso que tuvieron al anterior presidente descendiente de africanos. Uno de los relatos que componen la historia-red, se podría abordar desde muchas perspectivas con respecto a este tema, en contra o a favor. El escritor es tan sutil en eso que no toma un posicionamiento explícito, parte de que no usa casi el narrador protagonista o testigo, sino uno omnisciente que no se deja llevar en opiniones. Me parece que este recurso nos hace conocernos a nosotrxs mismxs y ver cómo nos afecta la situación del otrx y con quién nos identificamos. Es un ejercicio, al menos, interesante y poco convencional. Esto mismo se refleja en casi todos los otros episodios, el primero abarca toda la violencia de género y marital; lo que nos podría llevar a pensar que  hay violentos y violencias hasta en el Culo del Universo, a miles de kilómetros, en otro astro y en una sociedad muy distinta, también los hay, ¿y por qué? No quiero entrar en detalles para no spolearles nada, pero me parece que éste es un libro para que nos podamos descubrir desde distintos puntos de vista.

 Para recalcar, además, tengo que destacar la sutileza y la delicadeza al describir y ambientar. Les juro  por Marte que es totalmente sublime cómo nos sitúa en los lugares, de pronto Marte es un lugar cercano, tangible y podemos sentir los vientos, las brisas, podemos ver las luces, las maderas y hasta las capas de tierra. Pero esto, en ningún momento se hace denso o tedioso, al contrario: es como si Bradbury nos llevara en una pluma bajando despacito por una brisa de viento, no te das cuenta cómo o cuándo llegaste hasta ahí, pero viviste cada segundo. Y no, por si tienen dudas, esta novela no me contagio el uso de metáforas, aunque sí las tiene, no son excesivas ni están usadas a diestra y siniestar sin importar el contexto. Las descripciones son las mejores y las mejor construidas que leí en mi vida. No es avasallante ni escueto, está en la perfecta línea del medio.  Esto sólo Sam lo puede explicar mejor:


"¡Estás cosas son geniales! ¡Es como la TV en tu cabeza!"




  Los personajes son otro tanto, creo que muchxs se instalaron en un espacio de mi alma a pesar del relativamente poco y lejano contacto que tenemos. Nunca en mi vida había leído algo tan corto y tan marcador en cuanto a construcción de personajes. Nunca, nunca.
 Como decía antes, me parece que éste libro es la representación más exacta y precisa de los seres humanos y nuestro comportamiento. Aunque nos relata una conquista, nos muestra todos nuestros compartamientos en esa situación y en las posteriores, cuando todo está colonizado e imponemos nuestras reglas y papeles en los "nuevos" grupos. De igual forma para el relato de una colonización, está mucho mejor la saga de Los Confines de Liliana Bodoc, una escritora actual argentina. Son dos cosas totalmente distintas, pero igual(?






"Cariño, nunca has lucido mejor"




No les puedo contar mucho más porque  me parece que arruinaría el life-motive, pero espero que estos (tal vez pocos) párrafos sean suficientes para interesarlos a leerla.
¡Nos leemos!
















5 comentarios:

  1. asdasdasdasd le tengo MUCHAS ganas a esta novela desde hace años y nunca la consigo usada jajajajaja. Bradbury es uno de mis grandes pendientes literarios, así que tu reseña solo ha logrado alimentar mis ganas de leerlo.

    Agradezco que no hayas contado más sobre la trama la verdad =p

    ResponderEliminar
  2. Hola Nati! Tengo muchas ganas de leer este libro, así como cualquiera del autor, pero este en especial, porque Marte me fascina hace demasiado tiempo. Película que viajan a marte, película que veo. Es esa mezcla de miedo a lo desconocido y curiosidad lo que me genera tanta atracción...
    Otro libro contemporáneo a esa época más o menos que te recomiendo es A wrinkle in time o Una arruga en el tiempo, de Madeleine L'Engle. Si bien no trata tanto del racismo, tiene ciertas connotaciones posibles con el odio hacia los rojos y la guerra fría. Muy interesante ese analisis (más teniendo en cuenta que es una historia middle grade, onda Harry).
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola! leí este libro para septimo grado creo y recuerdo que LO ODIE, de todas formas todo el mundo habla maravillas de este hombre, tendria que ponerme a leer sus obras ahora que ya estoy mas ''grande'', muchas gracias por la reseña sin spoileres, feliz año!

    ResponderEliminar
  4. Hola Nati! Este es el libro favorito de mi viejo por no decir que es el que tiene en un lugar especial de su biblioteca porque lo ama con toda su alma xD siempre quise leerlo aunque mi viejo ya me llenó de spoilers (es un desgraciado pero lo quiero igual xD). Siempre me recomiendan a este autor y a lo mejor este año lo leo porque mi viejo lo leyó cuando tenía casi mi edad (20 años y los cumplo en un mes) para hacerlo más especial jajaja.
    Gracias por la reseña, no puedo esperar a comenzarlo!

    ResponderEliminar
  5. Hola Nati!
    Este libro me llama especialmente la atención desde hace bastante tiempo, pero no conozco nada del autor y este libro es "diferente". Me cuesta un poco salir de mi zona de confort, pero quiero leerlo en algún momento, me conquistaste solo con el primer parrafo.
    Me alegra que te guste tanto, muchas gracias por no contar demasiado.
    Saludos!

    ResponderEliminar

LEA

Todo el contenido de este blog pertenece a Natalia Bocija©. Todos los derechos reservados. Con tecnología de Blogger.

Estoy en...

Estoy en...

Reto de Lectura

2018 Reading Challenge

2018 Reading Challenge
Naty has read 0 books toward her goal of 32 books.
hide

Tiempo en la blogosfera

Daisypath Vacation tickers