El último tango de Salvador Allende, Roberto Ampuero

¡Hola! Mientras pongo en la balanza todo lo que siento con respecto a esta novela que tardé mucho en terminar, pero que cuando lo hice finalmente fue lagrimeando. Así que sí, este tiempo anduve por Chile y, en definitiva, por la Patria Grande.

SINOPSIS
 Nadie responde en la casa de los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas y todo indica que el golpe de Estado está en marcha. Salvador Allende se dirige al palacio. Y Rufino, asistente personal del presidente, viejo compañero de un taller anarquista, gran amante del tango-afición que comparte con el mandatario-, escribe en un cuaderno la historia de la tragedia que se avecina.
 Muchos años después, ya derrumbados los muros de la Guerra Fría, ese mismo cuaderno ve la luz cuando inesperadamente llega a las manos de David Kurtz, ex-agente de la CIA, quien a través de sus páginas irá descubriendo no sólo la vida íntima del presidente, sino también secretos inimaginables de su propio pasado.

OPINIÓN PERSONAL

 La historia brilla en su esplendor por la contrariedad de los personajes. Mientras que tenemos a un narrador más actual que es ex-agente de la CIA y sirvió para que Chile caiga en el régimen de Pinochet, también tenemos a Rufino, un panadero que sólo quiere que poder trabajar en su amasandería, aunque cuando los funcionales transportistas y la oligarquía paran y desabastecen el país, se le hace imposible. Así es como, en una manifestación, Rufino ve al Presidente y se acerca a presentarse, eran amigos de la juventud. El Doctor al evaluar la situación y luego de un intercambio muy curioso de argumentos, le da un trabajo como asistente de cocina al panadero frustrado por la conjetura nacional.
 David tiene que volver a Chile, esa tierra que luego de ayudar a desestabilizarla y partirla, procuró enterrar y olvidar. Su hija, en su lecho de muerte, le encarga que encuentre a su amor de la juventud, a quien seguía amando mucho, y le entregara una parte de sus cenizas. Siguiendo las instrucciones de ella, agarró un cuaderno de su hija que estaba bajo llave y partió viaje. Ese cuaderno con la portada de Lenin, era el de las memorias de Rufino en esa etapa.

 El ritmo que tiene la trama va muy lento al principio y  va explicándonos un montón de cosas, para adentrarnos más en la cosmovisión chilota y en esos años tan complicados en toda América Latina. Según los comentarios de este autor y de Isabel Allende, a los chilenos también les viene bien que se les cuente la historia porque tienden a negarla o a dejarla atrás sin curarla... Los países tendemos a hacer este tipo de cosas, construimos muchas veces sobre el olvido o sobre la herida abierta, como también lo explica el autor en esta cita con la voz del estadounidense:
 "El olvido es el hijo consentido de la Historia y el alero bajo el cual palpita la convivencia. No lo digo sólo por este país, sino también por el mío, que también, quizá como todos, ha sido construido sobre el olvido." 
 A partir de la página 170 más o menos se torna mucho más ágil la lectura y todo ese mes y medio casi que tardé en leer esa parte, se sublimaron en a penas un día el resto de la novela, unas 200 páginas más.  No me venía pasando de conectar tanto con una historia, porque a los de Isabel los venía deleitando como el chocolate: despacito... Por un momento, pensé que no iba a poder terminarlo, aunque tenía ganas de seguir la historia y ver para dónde iba, tengo muchas ganas de seguir con Harry Potter que por esas cosas de la vida tuve que parar.


 Si bien el relato era ameno de leer y Rufino es muy macanudo como narrador, siento que David, el otro narrador, como no empatizamos por su discurso tan anti-comunista y muy imperialista, me costó un poco más seguir a flote con él, aunque fue totalmente emocionante ver a un ex-espía trabajar por su cuenta en estas circunstancias, y desde una mirada Latinoaméricana. Siempre ese tipo de historias salen de EEUU y nos cuentan su visión tan chota de la historia. Parte de este reencuentro con la tierra que ayudó a destrozar, hace que esos sentimientos le refloten y que llegando al final haya practicado tanto Ubuntu(sistema de sanación africano, con el que se rigieron los juicios del Apartheid) y de esto haya resultado que al menos empiece a cuestionarse y a tener otra mirada sobre lo que pasó y lo que él hizo. La escena final es el claro ejemplo del crecimiento y del sistema ese, ya victimas y victimarios/cómplices comparten y sanan esos doleres provocados. Esa evolución en el pensamiento y en la forma de ver el mundo y la historia, hace que desde que se empieza a replantar sus bases la lectura se haga más ágil porque él cede a reconstruir su camino y cumplir el deseo de su hija.

 A lo largo de la historia se ven algunas frases y actitudes machistas, producto de la sociedad patriarcal en la que vivimos, pero no es algo tan bizarro y vomitivo como yo sentí en Revolución en bicicleta de Mempo Giardinelli. Son frases y cosas que nos hacen ponernos en las visiones del momento, muy lejanas(incluso la más reciente, que se sucede en 2012) a esta gran y hermosa revolución feminista.

Lo que más rescato es además de la visión latinoaméricana de los hechos, es la historia en sí. Nos cuentan ese proceso histórico y nosotres, como lectores, logramos estar ahí y verlo. Un gran acierto de Ampuero. También se hace muy divertido e interesante saber los pormenores y la vida diaria de une Presidente, más aún cuando la oligarquía está sacudiendo todo para que el país se trunque y elles ganen aún más poder. Creo que es importante ver y sentir esos procesos históricos porque son estrategias que la derecha no se cansa de utilizar y está bueno identificarlas. Acá se lo hicieron al Gobierno anterior, que como estábamos en otra coyuntura socio-económica, resultó un problema solucionado. Esos son los problemas que afrontan los gobiernos populares cuando están empezando a mover un poco a las clases dominantes; estos son los problemas que tenemos que afrontar en la Patria Grande cuando queremos independizarnos otra vez.

Calificaión: 3.5/5


¡Nos leemos!
Nati

NatiTrevista #8: Educación. Mano a mano con el futuro.

¡Hola! ¿Cómo están? Hoy les traigo esta entrevista que le hice a unxs estudiantes del Profesorado de Historia del Instituto 54 Provincia de BA, que estaban haciendo observaciones en mi curso. Así que, aproveché y pude entrevistar a estas tan macunadas personas.




- ¿Por qué eligieron estudiar el Profesorado de Historia?
Tomás: Eh, bueno. Y creo que es la materia que más me gustó dentro del colegio. Fui a un colegio técnico y era todo el día estar ahí metido y dije: "vamos a hacer otra cosa porque esto realmente no me gusta", y creo que era lo que más me interesaba estudiar historia.
-¿Por qué te interesaba?
No sé, algo de siempre. En mi casa siempre se hablaba mucho de historia: mi papá es fanático, mi mamá también. Entonces estábamos todo el día métale historia.
Giovanna:  Yo, mirá: me llevé historia un montón de años. Todo un karma. Era como "¡No, cómo podés estudiar historia!". Me parecía súper aburrido. No,no. La estudié muchos años, la tuve previa. Hasta que de tanto estudiarla, me terminó interesando, y después cuando pasé a tercero tuve un profesor que era muy copado, explicaba muy bien, daba muchas cosas didácticas como para integrar. Ya no era todo preguntas, que a veces te aburre, muy textual, que se ve mucho en todas las teóricas. Y nada, ponía muchas películas. Me interesaba mucho el tema de la 2°GM y todo eso, y bueno, me interesó. Y cuando salí, dije "Bueno, voy a estudiar el profesorado de Historia.
-¿Cómo ven hoy en día la inserción en el mundo laboral?
T: Y si te referís con respecto al proyecto que quiso implantar el gobierno de mandar a los chicos a hacer las pasantías, me parece que es algo que está muy mal. En realidad, para empezar, los chicos tienen que estar en el colegio. No tienen porqué estar laburando gratis en cualquier lugar. Primero que además que les estás sacando tiempo de clases a los chicos, y segundo: estás haciendo que la gente que ya terminó y busca laburo, no lo pueda encontrar porque estos empresarios están teniendo empleados gratis. Eso me parece que está bastante mal. Y después a uno cuando sale del colegio, le piden experiencia laboral pero no tenés experiencia laboral, así no vas a conseguir nunca trabajo.Así que está complicada la cosa, en ese sentido.
G: Yo creo que la escuela en sí, estudiando el profesorado me dí cuenta que es capacitar para el mundo laboral, pero más que nada lo que te enseñan es a cumplir un horario, a vestir de determinada forma, no usar el celular, pedir permiso si vas al baño o si haces esto, no tardar, no hablar, estar sentado: bien sentado, acomodado...Para mí esa es la única capacitación que te da la escuela porque en contenido no veo que se rija mucho a capacitar. Vos salís y decís " Y ahora busco trabajo, ¿de qué?Porque tuve ocho mil materias y, bueno, capaz que me interesa esta pero..." Muy orientado no salís.
-Las carreras de docencia siempre fueron las "más seguras"(en cuanto a trabajo en blanco, jubilación, estabilidad laboral, vacaciones), ¿piensan que eso cambió? ¿Por qué?
T: Tan así no es en realidad. Profesores de Historia acá, al menos en lo que es Zona Sur, está lleno. O sea, no tenés muchos cursos en los que tomar horas, la verdad, como profesor de Historia. De otras materias puede ser que sí. Y en Capital, sí, conseguís horas. Pero tampoco es que es un trabajo "seguro", "seguro", al menos en el Profesorado de Historia.
G: Sí, en cuanto a que tenés un trabajo en blanco, te pagan las cosas que corresponde, pero como profesor es muy complicado conseguir trabajo. Más en el Estado. Te cuento: Una vez que te recibís, vos tenés un puntaje y entrás en una lista de millones y millones de personas que se acaban de recibir o que ya están en la lista, y según tu puntaje, vos ,más o menos, vas tomando horas. Van llamando a los números que están en la lista y después... Pero si tenés un promedio ahí, de 7 y pico, mucho te va a costar conseguir. No es muy estable la carrera como profesor. El año pasado en el instituto se anotaron. Eramos 200 en el curso la primer clase, pero en las últimas eramos 40/50. En segundo pasaron 30 con todas las materias. Y este año,  ya se anotaron  menos de 100 personas, más con todo lo que está pasando con el gobierno, está complicado ser profesor.
-¿Cómo creen que afecta toda esta situación que veníamos hablando a la educación en corto plazo?
G: Los chicos están perdiendo un montón de clases, el tiempo. Justamente estaba escuchando que una de las chicas le dijo algo de un proyecto al profesor, se ve que él no sabía, pero les dijo que por falta de tiempo no lo van a hacer, capaz tiene la intención y le gustaría. Bah, yo, como profesora, pienso que a mí me encantaría que venga un alumno y me diga que quiere participar en un proyecto porque es re complicado hacer que a los alumnos les interese. Pero también, sí, pasa que como profesor tenés que ver los tiempos. Más ustedes con lo que pasó de las clases: es muy complicado. No pasa por predisposición, sino por lo que te imponen y por las reglas que tenés que seguir.
-Sí, también por esta desidia del Gobierno que nos está sacando clases. No son los profesores.
G: Sí.
T: Y no, obviamente, los profesores tienen todo el derecho de salir a reclamar y nosotros o ustedes como estudiantes, en especial, porque ustedes son los que están acá todo el día y no puede ser que estén en colegios que se estén cayendo, en los cuales tenés riesgo de vida, en sí.
G: Más que nada, los profesores en sí lo que más apoyan es a los estudiantes. Quizás hay algunos profesores que tienen una empatía distinta, pero ser profesor y estar en un aula en el que quizás no hay sillas, no hay libros, se cae todo a pedazos, el baño no está en condiciones, no está bueno venir a cursar.



Foto: NA


Misery, Stephen King

¡Hola, gente! Vengo con una reseña de Stephen King, medio de obligada. En inglés cada año leemos un libro adaptado a nuestro nivel, aunque yo ya estoy en el más alto. Cuestión que el libro que eligió la mayoría de los cursos, es este. Seh, tuve que volver a encontrarme con este escritor.

SINOPSIS
Paul Shledon es un escritor que sufre un grave accidente y recobra el conocimiento en una apartada casa en la que vive una misteriosa mujer, corpulenta y de extraño carácter. Se trata de una antigua enfermera, involucrada en varias muertes misteriosas ocurridas en diversos hospitales. Fanática de un personaje de una serie de libros que él ha decido dejar de escribir, está dispuesta a hacer todo lo necesario para «convencerlo» de que retome la escritura.
Esta mujer es capaz de los mayores horrores, y Paul, con las piernas rotas y entre terribles dolores, tendrá que luchar por su vida.
OPINIÓN PERSONAL

 Ya sé de antemano que esta es una opinión impopular. Todes aman a Stephen King, y yo lo detesto, o al menos ya sé que nunca en esta vida vamos a ser autor-lectora. Él, definitivamente(y con esto espero que NUNCA MÁS me toque cruzarme con un escrito suyo), no es mi escritor.

 Algo de esto hablaba o trataba de reflexionar en la reseña de El Cuaderno de Maya, cuando tenía bastante vagos mis sentimientos y recuerdos de sus historias. Leí tres con esta, y con dos de verdad la pasé mal: no es por el género que suele ser terror en él, sino por la morbosidad innecesaria con la que cuenta todas sus historias. Por ejemplo, como les contaba en esa entrada, cuenta una violación y el abuso de poder de las fuerzas de "seguridad", pero desde la vereda del frente. Isabel se involucra y por más que cuente con detalles, nunca se hace morboso, ¿por qué? Y... Yo creo que es porque ella lo hace para sanar y desde un lugar de sororidad, Stephen, en cambio, lo hace porque vende... Mientras más detalles y más violencia, mejor para sus ventas.

 Desde mi punto de vista, sus novelas son muy disgustantes y morbosas. Este también es  el porqué pienso que es el escritor ideal del estilo de vida estadounidense; las historias, tal como lxs ciudadanxs estadounidenses, son innecesariamente violentxs y, principalmente, morbosxs. El autor y sus producciones son la imagen viva de la rota y cruel Nación Estadounidense.

Demás está decir que no disfruté el libro. Creo firmemente que la literatura tiene que crear sentimientos y situaciones disfrutables y que no debemos agregar escenas sólo porque venden(porque no vamos a negar que la morbosidad vende, el claro ejemplo de 13 reasons why), tienen que ser útiles para la trama y el desarrollo en general. 

 Si bien (y por suerte) en este libro no cuenta violaciones sexuales, cuenta con más que lujo de detalles escenas de tortura y de una carnicería increíbles. Si son sensibles, si no les gusta el morbo y todos esos detalles, la verdad que no lo van a disfrutar, así como me pasó a mí. Desde el corazón les recomiendo que si pueden elegir y ya tuvieron una mala experiencia con este escritor, no le vuelvan a dar una oportunidad, ya que parece que mantiene ese estilo desde sus principios hasta ahora. Yo leí la mitad de La Cúpula(2014), El ciclo del hombre lobo(que era uno de los primeros) y este(que está más o menos a la mitad), y en todos, menos en el más antiguo estaba marcado a fuego su estilo narrativo.

Técnicamente, el libro está bien hecho. Los recursos que usa en algunos momentos se ponen/parecen flojos pero también podría ser culpa de la reducción del texto. Las imágenes visuales y las escenas realmente las podes sentir, en parte puede estar bueno, pero a mí, más de una vez, me resultó vomitivo.

A pesar de eso, saqué algunas buenas ideas: como el personaje principal es un escritor, nos va contando algunos secretos y manías de oficio; por ejemplo: en un flashback a la infancia nos cuenta un juego que jugaba con otros chicos y algunos adultos. Contaban una historia y alguien era elegide para darle fin a la historia. Les chiques luego votaban si era o no creíble, si la mayoría votaba que sí, ganaban. El juego se llama "Can you?", que sería "¿Puedes?". Creo que eso fue lo único que valió la pena del libro. Miento: también valió la pena aprobar literatura del instituto, pero eso era más como una obligación.

Siento que ya dije todo lo que podía del libro, no sé qué más poner sin irme más allá del plano que nos interesa acá. Prefiero pecar de corta que hablar por demás. Esto es todo lo que sentí y lo que me dejó el libro.


¡¡Nos leemos!!

Nati


LEA

Todo el contenido de este blog pertenece a Natalia Bocija©. Todos los derechos reservados. Con tecnología de Blogger.

Estoy en...

Estoy en...

Reto de Lectura

2018 Reading Challenge

2018 Reading Challenge
Naty has read 0 books toward her goal of 32 books.
hide

Tiempo en la blogosfera

Daisypath Vacation tickers