Mi desaparición + Martín Fierro, José Hernandez

  Y así es, así fue. Sigo viva, estoy acá. Quedó medio contradictorio que justo haya tenido que desaparecer de lo publico del blog justo después de la maratón. Don't worry about it. Estoy bien, sólo que estoy/estaba super apretada con los tiempos del cole, las tareas y todo eso. Nunca los abandoné, a pesar de eso, tengo 15 entradas borrador que en estos días voy a ir terminando y puliendo.( Y pasan los días y publiqué muy poquitas de esas, la gran parte son pelis, igual)
  Tuve unos meses muy acelerados en cuanto a  eso que les decía , en Literatura nos mandaron a leer justamente esta obra, el "estandarte" que nos define como argentinos, pero díganme qué puede representar una obra así que ya de una, luego de decir "Vamos a leer el Martín Fierro", digan "Es una lectura muy difícil, que les aviso desde ya: no la van a entender pero la tenemos que leer igual. Y como sé que no quieren leer porque no les gusta, vamos a leer en clase"( cosa que al final no fue así porque nos dio una semana para tenerlo "sabido y analizado"y con cinco horas evidentemente no alcanza). Aparte de qué te puede representar si ya te enseñan a odiarlo, a agradecer "de haber zafado la lectura", mis compañeros  se sumaron a "este libro es un bodrio" sin haber leído los 10 primeros cantos, sólo porque está "de moda" y "queda bien" decir eso.
 Creo que soy de las pocas, por no decir la única, que leyó lo entero y no tiene cosa de decir que le gusta. Me parece que estamos ante una apología del cipayismo, en más de un sentido. Es algo que sobrepasa el odio y bodrio generalizado a una obra cumbre de nuestro país. Va cuando decimos "no me importa la política", cuando pensamos en nuestro propio bienestar sin mirar el dolor del otro, sin que nos importe el sufrimiento ajeno, cuando no nos importa nuestras culturas y fechas importantes(por ejemplo el día de la independencia), el siempre mirar a otro país como lo ideal, lo perfecto y cuando parpadeamos mirar al nuestro y decir que es feo, que está lleno de gente de "mierda"...
 Me fui por las ramas un poquito, me gustó la obra; al principio se me hacía re difícil de entender y necesitaba volver a leer varios cantos para poder entender minimamente qué estaba pasando, les digo más: tuve que releer los cantos en los que aparecía por primera vez Cruz, un personaje imprescindible y muy ameno, porque no los registré. Esto de leer una historia en verso, así a lo medio letra de canción, no, no la cazo. No llegué a registrar mucho de lo que pasaba, como que sentía todo a través de  un lente. Con el Mio Cid, que también entra en los libros obligatorios de este año, no me pasó tanto esto porque estaba escrito en prosa, pero igual tuve que releer para cazar una de tres.

 Para estos libros, uno NECESITA saber el contexto histórico, sino no se entiende. Tal como si no conoces el contexto histórico de una canción de punk o rap político(que podríamos considerar las posteriores de las payadas de los gauchos), no vas a sacarle el jugo y te  parezca un tema más del montón. Por ejemplo, si escuchamos Canción para mi muerte de Sui Generis sin conocer el contexto y demás, no vamos a entender a quién estaba dedicada en verdad(a los dinosaurios milicos y al no tener miedo a que los maten, una onda  de "vení que te espero". ); capaz que pensamos que está dedicado a una/un amante.
 Me parece bastante irónico que luego de bastante tiempo, ya que se publicó la primera parte en 1872, lo que representa, luego de tanto sufrimiento  por parte del protagonista que unos premios donde la derecha y la oligarquía principalmente son los participes, lleven su nombre. Tanto dolor, tanto sufrimiento(que recordemos que MF sólo es uno de los muchos afectados y que la oligarquía no quería a los originarios NI a los gauchos) para que después lo usen como estandarte también esos que pertenecen al sector de los opresores del pueblo.





















 Martín, gaucho matrero un montón de años, sin lugar, sin pago, sin vestimenta digna ni comida... Perseguido por la policía, obligado a servir como carne de cañón a un Estado que lo desprotegió toda su vida. Y ellos, gente como Mirta Legrand, Susana Gimenez, Mariana y todos ellos, despotricando contra políticas públicas que empezaron a dignificar a los nuevos Martin, a los nuevos Cruz, a las nuevas personas que no llevan una vida digna. En el tiempo de Fierro, los indios y los gauchos eran vistos por esta clase como "salvajes", "negros sin humanidad", "animales"... Pensemos un poquito en cómo esta nueva generación oligarca categoriza a los pobres, a los indigentes... Se me ocurren tres, las más frecuente: "negro de mierda", "ñoqui del Estado" y "cabecita negra"(sí, en estos meses lo escuché otra vez... "Cambiamos futuro por pasado"...)
 Es increíble cómo una clase social se apodera de algo que no tiene nada que ver con él de tal forma que opaca al verdadero ser, cómo lo usa para "hacerse más pueblo", para hacerse el popu, el nac y pop, aunque después se olviden de ese papel hasta el año siguiente, donde son nominados otra vez. Cada vez, me enferman un poco más, no pueden ser tan caretas... Y sí, obviamente que pueden, lo hacen siempre y como trabajan en medios masivos se hacen siempre funcionales a sistemas que sólo benefician a unos pocos, que casualmente, como quien no quiere la cosa, también son beneficiados ellos.

José Hernandez era de clase acomodada, pertenecía a esa clase, al igual que Esteban Echevarría(pronto les traigo una especie de reseña de él), pero imaginen cuánto se arriesga(principalmente en "La Ida", la primer parte) cuando empieza a decir que Fierro es noble y es VICTIMA de un ESTADO,  y siendo hasta más burda y simple cuando lo caracteriza humano.
 Al haber sufrido un apriete por parte del Gobierno porque la obra se volvía más y más famosa,  termina con esta segunda parte, "La Vuelta" lo tiene al gaucho más "humanizado", "adiestrado" o como he llegado a leer en algún ensayo o escuchar a mi profesora, "educado". Al originario lo endemoniza más que de costumbre, para hacernos olvidar la postura más social que toma del gaucho.

7 comentarios:

  1. Me amarga y entristece la ironía del saber que el título de una obra literaria que es un símbolo de nuestra historia este hoy despilfarrado y desmerecido al punto de ser un premio que no genera más que "cholulaje" y sin darle más vueltas, un quilombo mediático; una de esas cosas que nos tiran los medios como carne al perro para distraerlo un poco, para distraernos de los problemas sociales y que el ciudadano común, que dice que no le da igual si vota al fulanito o a menganito; y como no? Si nos llenan con temas de poca relevancia intelectual, y claro, a uno le termina importando cuántos hijos tiene Cintia Fernández y no si las elecciones las ganó Unidad Ciudadana o Cambiemos, total, como dicen, "Siempre nos cagan, no? Hay que cambiar el país".
    Eeeeeen fin, me fui por las ramas; en cuestión, admiro tu forma de ver la actualidad, de valorar está obra literaria -voy a serte sincera, cuando la tuve que leer el año pasado, no logré cacharla ni a la tercera vez, pero al final, supe comprender la gracia de la historia que relata con sus términos tan coloquiales; de todas formas, no es una de mis preferidas- y más que nada, tu conocimiento.
    Me lograste atrapar con tu análisis, acá tenés una seguidora más ✌

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni hablar!!! Toda la razón, es demasiado importante el lavado de cerebro, de conciencia de clase también en muchos casos que sufrimos como población. También por eso la sociedad se mueve por el odio a tal candidato sin fijarse si le conviene o no o tan siquiera por qué lo odia. Una vez le pregunté a mi profe de historia si ya sabía a quién iba a votar y me dijo "sé a quién no. Nadie me convence" luego de hablar como media hora de labiales y del vestido de una famosa con otras chicas del salón. A mi profe le favorecieron muchas medidas de los gobiernos anteriores, pero con Cambiemos reconoce que no le fue bien, al contrario.
      Muchas Gracias!!
      Nos estamos leyendo!

      Eliminar
  2. ¡Hola Naty! ¿Cómo estás? La verdad es que no leí este libro a pesar de que debería porque es un hito de la literatura argentina.
    Primero que nada, me encantó la reflexión que hiciste. Es verdad que en la escuela hacen exactamente lo contrario a alentarte para leer nuestros clásicos. Yo recién salgo de la secundaria y empecé a estudiar Letras y es completamente otro mundo. Te felicito por haber hecho esta reseña/reflexión para poder también concientizar (para decirlo de alguna manera). Yo antes cuando era más chica también era de las que decía que no se interesaba por la política, que si no le afectaba de lleno no se enteraba de nada, y hace unos años mi visión cambio y ahora hasta me duele cuando escucho adolescentes decir lo mismo.
    Muy buena entrada para seguir pensando y leyendo nuestros clásicos.
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  3. Yo suelo apoyar la literatura nacional y las costumbres y todo. Pero este es un libro que nunca me ha gustado. Lo leí en la escuela y lo odié, así que decidí volver a leerlo hace un par de años y "lo odié un poco menos". No sé qué es lo que no me agrada, pero no puedo pasarlo. A Echeverría tampoco. Son dos escritores argentinos a los que no puedo leer jaja.

    ResponderEliminar
  4. Hola Nati!
    Lo leí en quinto año y juro que me fue imposible pasarlo. No tengo problemas con las lecturas nacionales (y hasta disfruté de 'El matadero') pero con este me fue imposible.
    ¡beso y gracias por el post!

    ResponderEliminar
  5. Hola, Nati!
    Me pareció una entrada muy interesante. Un análisis de la obra que muy pocos hacen o que tratan de evitar. Coincido en varias de las cosas que decís. Hay muchos debates que nos debemos como sociedad...pero no quiero analizar eso en un comentario porque es algo para hablar largo y tendido.
    Respecto al libro en sí, también (como todxs supongo) lo leí en la secundaria. La misma reacción de mis compañerxs. Pero por suerte tuve una profe de Literatura que es una genia (incluso me quedaba hablando después de clase) y, para los que realmente prestamos atención, lo llevó de muy buena manera. No me resultó un bodrio para nada.
    Me alegro que también pudieras llevarte una buena experiencia con el Martín Fierro.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Leí creo que unas pocas páginas en el colegio de este libro, siendo sincera no me desagradó, tampoco me fascinó, así que creo estar dispuesta en un futuro a leerlo completo.
    Me alegro de que te haya gustado y voy a tener muy en cuenta tu reseña, porque me pareció excelente.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar

LEA

Todo el contenido de este blog pertenece a Natalia Bocija©. Todos los derechos reservados. Con tecnología de Blogger.

Estoy en...

Estoy en...

Reto de Lectura

2018 Reading Challenge

2018 Reading Challenge
Naty has read 0 books toward her goal of 32 books.
hide

Tiempo en la blogosfera

Daisypath Vacation tickers