Miércoles Random: El trabajo infantil

  Este es un Miércoles Random muy raro: esta entrada es por una tarea del colegio de Construcción de la Ciudadanía, adonde me pedía en un punto que elabore una campaña para desmitificar los supuestos beneficios que tendría el trabajo infantil. El 12 de junio es el día mundial contra este tipo de trabajo y qué mejor que reflexionar, aclarar dudas y debatir sobre esto...
 Aunque el trabajo de menores de edad es ilegal en todo el mundo, muchos niños están trabajando en muy malas condiciones. La O.I.T(Organización Internacional del Trabajo) estima que actualmente en el mundo hay 215 millones de niños que trabajan.

 Cuando nos dicen trabajo infantil pensamos casi inmediatamente en los chicos que pasan vendiendo cosas en el transporte publico, o los que trabajan en el campo como peones, pero hay muchos otros tipos de trabajo infantil, en su mayoría son de trabajo esclavo, porque se le coarta la libertad de jugar, la  posibilidad de un futuro mejor, la posibilidad de aprender, tener dignamente una vida infantil(o sea sin tener que gastar su cuerpo, su mente y su tiempo), educarse formalmente y tener otra expectativa de vida. Uno de estos trabajos esclavos, muy morbo pero no por ello menor, es el trabajo sexual de menores. Particularmente me causa una total indignación este porque además de arrebatarles la niñez, la infancia, la dignidad, les quitan la inocencia... ¿Qué oportunidades va a tener un niño que no pudo disfrutar ese lapso de tiempo tan preciado como es la niñez? ¿Qué aspiraciones va a tener si sólo pudo ver en el mundo tanta desgracia, si no tuvo gozo de las mínimas cosas?

Las  fabricas clandestinas, costureros clandestinos que se pueden encontrar en grandes ciudades (por ejemplo, Capital Federal, en nuestro país. Aquí se probó ya la posesión de algunas), tienen a madres y a sus hijos trabajando todo el día por comida y por un techo bajo el que dormir, en muy malas condiciones y en muchos casos sin otra paga que esa. Los chicos no van a las escuelas la mayor parte de las veces y en cambio se quedan trabajando.

 La explotación de menores existió antes y esperemos que con el tiempo se vaya reduciendo gradualmente, si es que no se puede de un saque.  Y ya sabemos que de un saque no se puede. Las políticas de Estado ayudan con esto si son presentes y populares que tratan de romper la diferencia de clases, sin el acompañamiento de esto seguramente el trabajo infantil no hará más que crecer y empeorar.
 Pensamientos con tendencia liberal o liberales piensan que está bien pagarles poco a chicos y que se pierdan días de clases, porque aprenden otras cosas. Pero hay que admitir que la salud del chico se ve gravemente afectada por la exposición a muchas cosas tóxicas o perjudiciales.
 El trabajo infantil es totalmente repudiable, porque los chicos somos la futura sociedad y
necesitamos un tiempo para desarrollarnos y aprender formalmente, para poder progresar en nuestro futuro...





 

5 comentarios:

  1. Hola!
    Lo repudiable en mi opinión no es el trabajo infantil, sino el circuito de pobreza instalado en la sociedad. Se perpetúa de generación en generación, en parte por las políticas del estado deficientes en esta materia, y en parte por la costumbre de estos sectores sociales a vivir el día, porque están acostumbrados a un día no tener y otro día sí.
    La AUPH ayudó un poco con este tema (con el hecho de que exige presentismo escolar), pero está tan criticada por la sociedad y es tan insuficiente como para cubrir algún tipo de gasto que no sirve demasiado. Pero claro, luego viene el tipo de clase media que insiste que la AUPH es para que las mujeres tengan más hijos a lo conejo. Una pena en verdad, que todos miremos nuestro ombligo
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola Nati! Es como una mezcla de emociones esta entrada, porque no te puedo decir que es hermosa porque el tema es super delicado y terrible. Pero es muy lindo el mensaje que queres dar y tus palabras.
    Es horrible, ni siquiera hay palabras, para describir estos actos. Le quitan la inocencia y la infancia a un niño! Ojala la gente empezara a tomar mas consciencia de lo que pasa alrededor de nosotros porque son nuestro futuro!
    Nos estamos leyendo, besos. Anto

    ResponderEliminar
  3. Hola Nati!
    Es un poco extraño leer este tipo de entradas. El trabajo infantil es algo con lo que me topo muchísimo, más a la hora de viajar cuando me cruzo con niños de no más de cinco años cantando descalzos en el tren (creo que esa es una de las postales más tristes de nuestro país).
    Respecto a las fábricas, tengo una cerca de casa. Es una casa gigante, con mujeres y niños extranjeros obligados a trabajar por una miseria. Los vecinos llamaron tantas veces a la policía que ya perdí la cuenta, es increíble la poca importancia que se le da a estos casos.
    Como sociedad nos falta mucho por corregir, y personalmente siento que el intentar dar un mejor futuro a nuestros niños es lo primordial.
    En fin, espero leerte pronto
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Hola! Este tema es lindo para hablarlo, para tener mas conciencia de la sociedad en la que vivimos. Es horrible lo que le hacen a esos chicos que trabajan desde chiquitos sacandoles toda la infancia, y algunas personas hacen oidos sordos a cosas como estas, algo imposible de creer teniendo en cuenta que somos de la misma sociedad y que le puede pasar a cualquiera.
    Un besote!

    ResponderEliminar
  5. Hola! no puedo evitar sentir repulsión al pensar en los adultos que obligan a trabajar a niños, sean sus hijos o no, me da verguenza como sociedad, la labor de un nene es educarse, sea a travez de juegos, escuela, lecciones de vida etc, el tiempo que se les roba a ellos no se vuelve a recuperar, por suerte exiten varias ONG que tratan de regular esto, aunque en mi opinion con eso no basta.
    Una entrada diferente a la que acostumbro leer, pero sin duda una dosis de realidad cada tanto viene muy bien.
    saludos!

    ResponderEliminar

LEA

Todo el contenido de este blog pertenece a Natalia Bocija©. Todos los derechos reservados. Con tecnología de Blogger.

Estoy en...

Estoy en...

Reto de Lectura

2017 Reading Challenge

Naty has read 0 books toward her goal of 60 books.
hide

Tiempo en la blogosfera

Daisypath Vacation tickers