Estoy harta, Marta

 Ante este despertar de conciencias colectivo, todes estamos en cierto grado de alerta frente a todo lo que nos rodea. Nos estamos replanteando el sistema en el que vivimos y todas las cosas que asumimos como verdad o como naturales desde muuuy chiquites. El tiempo de ocio y el tiempo de esparcimiento muchas veces se quedan afuera de este tipo crítica porque justamente estamos descansando y apagamos todos esas alertas, como digo tanto en el blog.
 La industria cultural(todas las producciones culturales) nos baja línea: crea "sentidos" en nosotres y nos dice qué está bueno y qué no, qué podemos esperar de las relaciones, nos muestra los ideales de belleza, entre otras cosas que si no están tratadas desde un eje feminista o al menos de cuidado(en cuanto al amor y cuidado hacia une misme), pueden ser altamente negativas y perjudiciales para nosotres, les consumidores directos o indirectos de estos sentidos instalados.
 ¿Qué quiero decir con esto de los consumidores indirectos? Bueno, que por más que vos le escapes a todo el cine, toda la literatura o toda la música tóxica, la gran parte de la gente la va a consumir. Esto hace que esa idea que el producto muestra(más o menos explicitamente) se vaya quedando en muchas personas, si se repite un par de veces o si esas personas lo comparten(no cuestionan) entre sí queda "instalado" en mucha gente que va a tomar eso como una verdad, o, al menos, lo va a aceptar y va a dejar que se quede en su inconsciente.  Parece muy volado, y algunes podrían argumentar cosas como "une se da cuenta" o "une maneja eso", pero hay distintas teorías de la Comunicación que desde distintos posicionamientos explican cómo se crean los sentidos(estas cosas que son comunes, que hacen a nuestra sociedad y que todes sabemos o tenemos instaladas -hasta que nos las cuestionamos-. Ej: las minas se enamoran del malo/son histéricas/son indecisas). Tenemos una que dice que los medios dan un discurso y nosotres lo tomamos y hacemos propio sin cambios(Aguja Hipodérmica),  otra que dice que los medios dan un mensaje y que los individuos lo hacen propio luego de analizarlo según su experiencia de vida(Efectos Limitados), otra que presume que la socialización determina cómo pensamos y qué ideologías compartimos... La mezcla de todas esas, que para mí es la que estamos atravesando ahora, hace lo que decía al principio: instala y trabaja el sentido común de toda la población.

 Así que desde el blog, viendo la cantidad de contenidos machistas y opresores que se estrenaron el año pasado y todos los que ya tienen fecha de estreno para este año, me propongo crear esta sección para poner en jaque esta cultura patriarcal que nos hunde en este hueco de sufrimiento. ¡Hackeemos la cultura opresora y liberémonos!
 Abro este espacio para poder debatir y empezar a cuestionar algunas de esas ideas que circulan por estas producciones con las que estamos en contacto porque no podemos esperar un cambio sustancial en nuestra sociedad si no cambiamos nuestros referentes, sino tenemos otros sueños y otras expectativas. Si dejamos de mostrarles como únicos modelos las princesas a las nenas, si a los nenes les dejáramos de mostrar personajes masculinos siempre fuertes y que nunca, bajo ningún término, lloran, si a nosotres adolescentes/jóvenes adultes nos dejaran de mostrar relaciones tóxicas como ideales, si dejaran de mostrarnos lo mejor que nos puede pasar en la secundaria es estar en pareja con "el más lindo del insti" o ser "la más linda", sin duda alguna tendríamos un cambio ultra favorable en nuestra sociedad y nosotres habitaríamos la vida desde una perspectiva más libre y mucho menos sufrida.
 Estamos hasta los ovarios de esta cultura opresora: necesitamos cambiarla para poder ser más libres. En esta sección vamos a hablar de todas estas cosas para exigir que no se nos vendan como románticas relaciones tóxicas, abusivas o con cualquier otro tipo de violencias, para poder detectar todos estos contenidos chorongos que nos enferman a cada une de nosotres. Va a haber ensayos, simil reseñas, interpretaciones, teorías conspirativas(?), pero principalmente lo que más me gusta hacer a mí: análisis.  De todo un poco, pero con el único objetivo de la emancipación de les otres porque la matria es le otre y todo eso es amor.
Actualmente, como vivimos en el capitalismo, las producciones culturales se miden y se hacen según cuánta cantidad de plata van a ganar. La industria cultural es un mercado, así que si queremos cambiarla tenemos que dejar de consumir todos esas producciones que nos violentan. Eso, y empezar a trabajar dentro de la industria para hackear su sistema desde ahí. Claro que para eso, como vimos en las NatiTrevista a las mujeres del mundo audiovisual( desde la #3 hasta la #7), tenemos que lograr que nos contraten y que podamos vivir y trabajar de eso, que los roles de cuidado estén repartidos o al menos no sean una excusa para no contratarnos, entre otras cosas... De a poco estamos destruyendo este sistema y nos estamos abriendo paso en los distintos tipos de trabajos, los que siempre fueron para una élite de hombres, ahora se pueden estudiar en las universidades públicas del conurbano. La revolución se viene haciendo desde hace un montón y todas nosotras estamos despertando.

 No aceptemos más estas apologías del sufrimiento. No apoyemos la creación de todas esas ideas que nos terminan matando.
 Esta es nuestra revolución, hermana. Cambiemos el mundo.

Estoy harta, Marta.
Estemos hartas.


0 comentarios:

Publicar un comentario

LEA

Todo el contenido de este blog pertenece a Natalia Bocija©. Todos los derechos reservados. Con tecnología de Blogger.

Estoy en...

Estoy en...

Reto de Lectura

2018 Reading Challenge

2018 Reading Challenge
Naty has read 0 books toward her goal of 32 books.
hide

Tiempo en la blogosfera

Daisypath Vacation tickers